Jornadas de Familia en las residencias del Grupo Villamor

 

Las jornadas de familia en nuestras residencias Villamor representan una magnifica oportunidad para fortalecer los lazos familiares y afectivos de nuestros residentes. Sabemos que la conservación de estos vínculos tiene un impacto significativo en el bienestar físico y mental de cada uno de ellos.

El sentimiento de pertenencia es uno de los beneficios más notables que surgen de estas jornadas. Las personas mayores sienten que forman parte integral de sus familias y del grupo con el que conviven, lo que refuerza su identidad y autoestima. Este sentimiento es esencial para su felicidad y para mantener una actitud positiva frente a la vida.

Además, la reducción del estrés es otro efecto positivo de mantener estos vínculos. La presencia y el apoyo de familiares proporcionan a nuestros mayores una sensación de seguridad y tranquilidad, lo que disminuye los niveles de ansiedad y estrés. Este apoyo emocional es crucial para su salud mental y física.

Jornadas de familia Grupo Villamor 3

La vulnerabilidad de nuestros mayores también se ve considerablemente reducida gracias a estas jornadas. Al sentirse respaldados por sus seres queridos, se sienten más seguros y menos expuestos a situaciones de riesgo emocional y psicológico.

Evitar el aislamiento social es otro objetivo primordial de nuestras jornadas de familia. Al fomentar la interacción y la comunicación constante con sus familiares, prevenimos que los residentes se sientan solos o abandonados, promoviendo así una vida social activa y enriquecedora.

Estas Jornadas son una herramienta muy importante para que los profesionales de las residencias comuniquen novedades, actuaciones, actividades, nuevas terapias, etc. Es fundamental para el Grupo Villamor tener esa vía comunicativa con las familias. Además en las Jornadas confluyen todos los perfiles profesionales poniéndose a disposición de las mismas para, en el momento del ágape, establecer un contacto directo fuera de las rutinas de la residencia.

Por último, estas jornadas son esenciales para evitar el deterioro psicosocial. La interacción regular con familiares y amigos mantiene a nuestros residentes mentalmente activos y emocionalmente equilibrados. Esta conexión constante ayuda a preservar sus facultades cognitivas y su bienestar general.

En resumen, las jornadas de familia en nuestras residencias Villamor son mucho más que simples encuentros; son una herramienta fundamental para asegurar que nuestros mayores mantengan una calidad de vida óptima. A través de estas actividades, fomentamos un entorno en el que el amor, el apoyo y la conexión familiar juegan un papel central en la salud y la felicidad de nuestros mayores.